Obesidad y estrés_CPP

Obesidad y estrés: una buena alimentación ayudará a controlarlo

A lo largo del día podemos experimentar momentos de estrés que harán alterar nuestro apetito. Este tipo de situaciones reiteradas en el tiempo pueden empeorar y correremos el riesgo de desarrollar obesidad. Controlar estas situaciones de estrés nos ayudarán a controlar nuestro peso.

Vivir una situación de estrés es normal frente a las situaciones que nos pone la vida. En una encuesta global elaborada por Gallup en 2018 en 142 países, el 35% de las personas indicaron sentirse estresadas durante gran parte de su día. Este tipo de estrés corresponde al corto plazo. Son situaciones que nos preocupan y a la vez nos estimulan para ponernos en acción.

Ozempic Saxenda. El tratamiento farmacológico efectivo para perder peso MediQuo, Clínica de pérdida de peso

QUIERO EMPEZAR EL TRATAMIENTO CON SAXENDA, EMPEZAR AHORA

En cambio, si experimentamos situaciones de estrés durante un periodo de tiempo prolongado puede empeorar nuestra salud. No dormir bien nos hace llevar una vida más sedentaria y por tanto nuestra mente desea alimentos más procesados y pocos saludables. Estas situaciones pondrán en riesgo nuestro control de peso.

Una buena alimentación ayudará a controlar el estrés

El estrés es el conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física ante determinados estímulos repetidos que normalmente lo experimentamos por periodos cortos de tiempo pero hoy en día las personas se sienten más estresadas durante más tiempo.

Cuando esta situación está sucediendo, una de las principales hormonas involucradas, “cortisol” aumenta y por consiguiente su principal efecto es el aumento del apetito. Por tanto, cuanto más estrés, más comeremos. Las personas que tienen obesidad tienden a tener los niveles de cortisol más elevados.

Numerosas investigaciones han demostrado que cuando nos sentimos más estresados ingerimos alimentos ricos en energía, estos son los llamados alimentos reconfortantes porque nos ayudan a aliviar el estrés.

Siendo así, el estrés no solo nos hace comer más sino que también cambia nuestras pautas de alimentación saludable a otras no saludables.

Estrategias para controlar el estrés

Para manejar las situaciones de estrés y evitar la ingesta de alimentos calóricos, le recomendamos realizar las siguientes actividades:

  • Meditar
  • Realizar actividad física
  • Evitar comer alimentos ultra procesados
  • Identificar la situación que le provoca estrés
  • Pedir ayuda a un familiar o amigo
  • Solicitar ayuda profesional

*Esta información no se entenderá como asesoramiento ni recomendación de tratamiento. Consulte siempre a su profesional del cuidado de la salud para obtener asesoramiento sobre el tratamiento. 

*Paciente ficticio en la foto de portada.Clínica Pérdida de peso by mediQuo

MediQuo

Líderes en servicios de Telemedicina

Deja un comentario