crema de calçots con romesco. recetas, recetas fáciles, vegetarianas, mediquo, nutrición.

Receta: crema de calçots con crujiente al romesco

Para los que no conocéis los calçots, son en realidad tallos de cebolla blancos, finos y tiernos pero cultivado de una forma tradicional, típica de la tierra catalana. El nombre de calçot viene dado del método de crecimiento ya que cuando brotan los tallos de la cebolla se vuelven a plantar y se «calzan» añadiendo tierra alrededor a medida que crecen, para conseguir la forma alargada que los representa, su ternura y su sabor dulce.

Son un gran antioxidante, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y anemias por su contenido en ácido fólico y clorofila y a. Aportan fibra, vitamina A, C y K. Normalmente se comen cocinados en las brasas pero os traemos otra alternativa para comerlos en casa.

Comensales: 4 personas

Tiempo: 35 minutos

Ingredientes

Para la crema:

  • 12 calçots (si son muy pequeños, añadir más)
  • 2 patatas medianas
  • 2 cebollas medianas
  • 25g de margarina
  • Sal y pimienta
  • 1,5 l de caldo de verduras

Para la salsa de romesco:

  • 30g de almendras tostadas
  • 30g de avellanas tostadas
  • 1 ñora
  • 2 ajos
  • 1 tomate maduro pequeño
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 1 vaso de AOVE
  • 1 rebanada de pan tostado
  • 2 cucharadas de Vinagre
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 – 3 gotas de Tabasco
  • Sal

Preparación

  1. Trocear los calçots y la cebolla. En una olla pochar ambos ingredientes y añadir las patatas, cubrir con el caldo de verduras y añadir sal. Dejar hervir durante 30 minutos.
  2. Pasar todo por la batidora.
  3. Para la crema hay que asar el tomate y el pimiento junto a los ajos. Retirar la piel (del pimiento y tomate) y cocinar durante unos minutos en un cazo con la ñora, los frutos secos, el pan tostado y añadir el vinagre, tabasco, sal y pimentón. Remover todo, triturarlo e ir añadiendo el aceite poco a poco.
  4. Una vez preparada la salsa, puedes realizar un crujiente de romesco para acompañar la presentación del plato. Corta rebanadas de pan y úntalas con la salsa de romesco. Déjalas unos minutos en el horno hasta que queden gratinadas.
  5. Servir la crema en un plato hondo junto al crujiente de romesco y cebollino picado muy fino.

¿Necesitas más recetas? ¡Únete a nuestro grupo, comparte recetas y saca nuevas ideas para preparar en casa!

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Comentar en grupos.

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!

¿TIENES MÁS DUDAS?

Resuelve tus dudas al instante con médicos especialistas

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Política de cookies.