5
(1)

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se han convertido en una infraestructura importante sobre la cual se pueden construir varios dominios para lograr soluciones más efectivas. La integración de tales tecnologías en la disciplina médica da como resultado la telemedicina que actualmente está disponible en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define  como la prestación de servicios de atención de la salud donde la distancia es un factor crítico. Dos índices principales que reflejan una buena calidad de vida son la salud y el acceso a servicios médicos decentes. Los estudios demuestran que la telemedicina reduce significativamente el costo del tratamiento ya que la visita al hospital ya no es necesaria.

Los principales desafíos de la utilización de la telemedicina incluyen:

  • El costo de desarrollo del sistema.
  • La implementación del sistema.
  • La alfabetización digital.
  • La aceptación de la tecnología digital.
  • La precisión del diagnóstico.

Existen tres obstáculos principales que impiden que las personas obtengan cuidados y tratamientos médicos adecuados:

  1. Falta de personal sanitario, que ocurre incluso en los países desarrollados.
  2. Respecto al tema demográfico, un aumento en el número de ancianos hace que los servicios médicos sean más exigentes.
  3. El aspecto geográfico también juega un papel importante en la desigualdad de la asistencia sanitaria. La población que habita en zonas rurales tiene dificultades para acceder a los servicios médicos adecuados.

La construcción de un servicio de telemedicina requiere de TIC y de infraestructuras. La integración del sistema necesita algunos especialistas que puedan abordar los requisitos de los usuarios y desarrollar el sistema requerido. La aceptación de la tecnología por parte de los usuarios es crucial para adquirir las ventajas de la telemedicina. Una revisión de los resultados generados es esencial para evitar errores de diagnóstico.

Las oportunidades de la telemedicina incluye:

  • La reducción de costos.
  • Promoción de medicina preventiva.
  • Educación médica.
  • Igualdad de atención médica.
  • Diversidad de servicios.

Con respecto a los problemas de costos, no solo los pacientes sino también los institutos médicos se benefician de la telemedicina. Además, facilita el monitoreo de la salud y, por lo tanto, promueve la medicina preventiva.

La transferencia e intercambio de conocimientos y experiencias son viables a través de la telemedicina. Se mejora así el personal médico y los servicios correspondientes, y es posible que la población tenga igualdad en los servicios médicos y el acceso a una batería de especialistas de una forma más práctica.

Además del tema tecnológico, se deben tener en cuenta varios aspectos, incluidos los económicos y sociales. El diagnóstico inexacto y la fuga de datos personales conducen a problemas legales y éticos. Se requieren procedimientos de preparación y operación adecuados para aplicar con éxito la telemedicina. 

En definitiva, la telemedicina no solo está construyendo el nuevo sistema sino también ajustando los sistemas heredados de protocolos para la salud.

Fuente MediQuo.

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!