El crup es una inflamación e infección vírica de la vía aérea superior (garganta, cuerdas vocales o laringe). Este cuadro clínico común se denomina con el término anglosajón de “crup”, que quiere decir “llorar fuerte”.

Puede ser causada por varios virus diferentes. Aparece, principalmente, en niños entre 6 meses y 3 años, predominando en el segundo año de vida y reduciéndose a partir de los 6 años. Esto se debe a diferencias anatómicas, y tejidos más laxos en edades más tempranas.

¿Cómo se propaga el crup laríngeo?

Ocurre principalmente en los meses de otoño e invierno, en relación con los patrones epidemiológicos de virus, como el de la parainfluenza, el virus sincicial respiratorio (VSR), el sarampión, el adenovirus e influenza.

Los virus que lo causan se propagan de la misma manera que un resfriado común:

  • Tocar las manos de alguien portador del virus.
  • Tocar algo que ha estado en contacto con alguien que tiene la infección.
  • Al entrar en contacto con el virus en el aire, después de que una persona infectada haya tosido o estornudado.

¿Cuáles son los síntomas del crup laríngeo?

  • Empieza como un resfriado o infección respiratoria de las vías altas, pero después el niño puede presentar fiebre, tos y estridor.
  • El revestimiento de la garganta y la laringe se inflama y se produce edema (se vuelve rojo e hinchado)
  • El niño desarrolla ronquera y una tos disfónica que suena como un ladrido, conocida como “tos perruna”. Suele empeorar por la noche.
  • Puede presentar dificultad para respirar y presentar una respiración más rápida (taquipnea) y ruidosa.
  • La actividad que aumenta la frecuencia respiratoria (incluso el llanto o la emoción) podría empeorar el sonido de la respiración del niño.
  • Su hijo puede cansarse-agotarse debido al trabajo extra que necesita para respirar.

¿Qué pueden hacer los padres?

  • En la mayoría de los casos, el crup desaparece por sí solo en 5 a 7 días. En casos severos, con aumento del trabajo respiratorio y sintomatología asociada respiratoria tendrá que ser tratado en el hospital.
  • Lo más adecuado es mantener a su hijo lo más tranquilo y ofrecerle muchos líquidos.
  • El crup generalmente mejora por sí solo en 48 horas. Si no es así, es recomendable consultar con el pediatra.
  • El hecho de respirar aire húmedo o frío no tiene evidencia científica, pero muchos padres lo han incorporado a su rutina (sobre todo cuando han tenido otros hijos con crup) y les resulta efectivo.

¿Qué hace el médico en caso de crup laríngeo?

Si los síntomas continúan más de tres a cinco días o empeoran, el médico puede tratarlo farmacológicamente (corticoides como dexametasona) con el fin de reducir la inflamación en las vías respiratorias. La adrenalina también es efectiva para reducir la inflamación de las vías respiratorias, pero sus efectos no son duraderos.

Los antibióticos rara vez se usan porque no son efectivos contra los virus, que son la causa más común de crup. Los antibióticos están reservados para aquellas ocasiones en que una infección bacteriana causa crup o se produce al mismo tiempo.

Prevención

Debido a que el crup es más contagioso durante los primeros días de fiebre y enfermedad, los bebés y los niños deben mantenerse en casa y lejos de otros niños y adultos hasta que remita la fiebre, mejoren los síntomas y se sientan mejor.

Te puede interesar: “Las preguntas más frecuentes al pediatra“.

¿Tienes dudas sobre tu salud?

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!