5
(3)

Hemos oído hablar en múltiples ocasiones de este órgano tan singular, pero ¿que sabemos de él? El corazón pesa entre 200 y 425 gramos y es algo más grande que un puño. Llegará a latir más de 3.500 millones de veces durante una vida. Y late de media unas 100.000 veces, bombeando aproximadamente unos 7.500 litros de volumen sanguíneo.

Está compuesto por:

  • Cuatro cavidades: las cavidades superiores se denominan aurícula izquierda y aurícula derecha y las cavidades inferiores se denominan ventrículo izquierdo y ventrículo derecho.
  • Cuatro válvulas, que controlan el flujo de la sangre por el corazón: tricúspide, pulmonar, aórtica y mitral.

El órgano clave del aparato circulatorio

La principal función de esta bomba muscular hueca es bombear y repartir sangre a todo el organismo. Como media late entre 60 y 100 veces por minuto, pero según las necesidades del organismo, puede hacerlo mucho más rápido, este proceso se denomina taquicardia y si por el contrario late más despacio se denomina bradicardia. El corazón recibe mensajes del cerebro que le indican cuándo bombear más o menos sangre, dependiendo del estado físico, mental o emocional de cada persona.

Durante el sueño, bombea sólo el volumen suficiente como para proporcionar la cantidad de oxígeno que necesita el cuerpo en descanso. Cuando realizamos ejercicio físico, o estamos asustados, el corazón bombea con más rapidez para aumentar el suministro de oxígeno. Lee aquí los 10 mejores consejos para cuidar tu corazón.

Por todo ello, se trata sin duda del órgano más eficiente del organismo, desde el interior del útero de nuestra madre, hasta el día de nuestra muerte, su latido siempre nos acompañará. Es el símbolo por excelencia del amor. El corazón es el único símbolo representativo del amor aceptada por todas las culturas, aunque su representación no se ajusta a su morfología real.

Las primeras representaciones de este órgano datan sobre el  año 3000 a.C. y en aquel entonces no se relacionaba como hoy en día con el amor. Fueron a posteriori los antiguos médicos egipcios, mientras diseccionaban cadáveres humanos, al observar la anatomía del mismo: arterias, venas, terminaciones nerviosas, cuando empezaron a relacionar que era el corazón el que albergaba y originaba las emociones. Y pudieron comprobar que se alteraba y aceleraba cuando uno se emocionaba o asustaba.

A pesar de que el cerebro sea el órgano más importante de nuestro cuerpo, el que rige todo nuestro funcionamiento y el lugar donde se originan todas las órdenes enviadas al resto del organismo, el corazón puede considerarse el músculo ejecutivo principal.

Se trata de una bomba incansable, sin lugar a dudas: el órgano más eficiente de nuestro organismo cuyo trabajo se mantiene ininterrumpidamente desde los inicios de nuestra vida embriológica hasta el último latido de nuestra existencia.

Te puede interesar:

¡Consulta tus dudas al cardiólogo!

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!