Mounjaro. Ozempic. Clínica pérdida de peso. Diabetes tipo 2. Semaglutida. Obesidad. Sobrepeso.

Mounjaro es más efectivo que Ozempic

Mounjaro muestra una mayor eficacia en comparación con Ozempic para la reducción de peso en adultos con sobrepeso u obesidad, según un estudio basado en la realidad.

El popular medicamento para la diabetes, Mounjaro, resulta más eficaz para la pérdida de peso en comparación con otro tratamiento de la diabetes muy reconocido, Ozempic, en adultos con sobrepeso u obesidad, según un análisis exhaustivo de datos del mundo real publicado este lunes.

Los individuos que recibían Mounjaro de Eli Lilly tenían una probabilidad significativamente mayor de perder un 5%, 10% y 15% de su peso corporal en general. Además, experimentaron reducciones más notables en el peso corporal después de tres meses, seis meses y un año en comparación con aquellos que utilizaban Ozempic de Novo Nordisk, según el análisis llevado a cabo por Truveta Research, empresa encargada de recopilar y analizar datos de pacientes provenientes de diversos sistemas de atención médica.

Ozempic Saxenda. El tratamiento farmacológico efectivo para perder peso MediQuo, Clínica de pérdida de peso

QUIERO EMPEZAR EL TRATAMIENTO CON OZEMPIC O SAXENDA, EMPEZAR AHORA

Estos resultados, aún no sometidos a revisión por pares, emergen en un momento en el que tanto los fármacos como los tratamientos similares aprobados para la pérdida de peso están experimentando un aumento en su demanda en los Estados Unidos debido a su capacidad para ayudar a los pacientes a reducir peso no deseado con el tiempo. Aunque Mounjaro y Ozempic están aprobados únicamente para tratar la diabetes tipo 2, muchas personas emplean estas inyecciones semanales para perder peso fuera de sus indicaciones.

Un portavoz de Eli Lilly afirmó que la compañía no respalda ni fomenta el uso fuera de las indicaciones de ninguno de sus medicamentos, y resaltó que el nuevo estudio no fue financiado por el fabricante del fármaco.

De manera similar, un portavoz de Novo Nordisk aclaró que la compañía no participó en el estudio. También señaló que el análisis no considera que Ozempic se administra en dosis ligeramente inferiores a su contraparte para la pérdida de peso, Wegovy. Ambos fármacos contienen el ingrediente activo conocido como semaglutida.

Además, el portavoz agregó que Mounjaro y otra variante del fármaco aprobada para la pérdida de peso, denominada Zepbound, son esencialmente el mismo medicamento con niveles de dosificación idénticos.

Estudios previos que comparan directamente estos medicamentos han insinuado que Mounjaro es más eficiente que Ozempic en la reducción de peso y en el control del azúcar en la sangre en adultos con diabetes tipo 2.

Sin embargo, el análisis del lunes sugiere que Mounjaro tiene una ventaja sobre Ozempic en un contexto de la vida real, específicamente entre adultos con sobrepeso u obesidad. Es importante mencionar que aún no existen ensayos clínicos comparativos en esa población, según Truveta Research.

Eli Lilly está llevando a cabo un estudio en curso donde compara Zepbound y Wegovy en pacientes con sobrepeso u obesidad. No obstante, los resultados no se darán a conocer hasta el año 2025.

«Nos ha sido posible comparar la eficacia directa de estos dos medicamentos importantes para la pérdida de peso antes de los ensayos clínicos aleatorios», comentó el Dr. Nick Stucky, autor del estudio y vicepresidente de Truveta Research, en un comunicado. «Este estudio podría contribuir a mejorar la atención al paciente y los resultados actuales, no en meses venideros».

Resultados del estudio sobre Mounjaro y Ozempic Truveta Research analizó específicamente datos médicos de aproximadamente 18,000 adultos con sobrepeso u obesidad que comenzaron a recibir Mounjaro u Ozempic entre mayo de 2022 y septiembre de 2023. Casi el 52% de esos pacientes tenían diabetes tipo 2.

Los investigadores observaron que los pacientes tratados con Mounjaro tenían tres veces más probabilidad de perder un 15% de su peso que aquellos tratados con Ozempic. Además, los pacientes con Mounjaro tenían 2.6 veces más probabilidad de lograr una pérdida de peso del 10%, y 1.8 veces más probabilidad de perder un 5% de su peso.

Asimismo, aquellos que consumían Mounjaro también experimentaron reducciones «considerablemente mayores» en el peso corporal en momentos específicos, según reveló Truveta Research.

A los tres meses, los pacientes que recibían Mounjaro redujeron su peso en un 5.9%, en comparación con el 3.6% de pérdida de peso observada en aquellos que tomaban Ozempic. Tras seis meses, quienes utilizaban Mounjaro perdieron un 10.1% de su peso, mientras que los pacientes con Ozempic perdieron un 5.9%. Después de un año, aquellos con Mounjaro lograron perder un 15.2% de su peso, mientras que los que tomaban Ozempic perdieron un 7.9%.

Adicionalmente, Truveta Research descubrió que los pacientes sin diabetes tipo 2 perdieron más peso que aquellos que la tenían. No obstante, las diferencias en la efectividad entre Mounjaro y Ozempic fueron similares en ambas poblaciones.

Las tasas de eventos adversos gastrointestinales fueron comparables entre los pacientes que recibían Mounjaro y Ozempic.

La distinción fundamental entre las inyecciones semanales Tanto Mounjaro como Ozempic, junto con sus contrapartes para la pérdida de peso, consisten en inyecciones semanales que modifican el comportamiento alimentario y reducen el apetito al imitar ciertas hormonas intestinales.

Mientras Ozempic y Wegovy imitan únicamente una hormona reguladora del apetito llamada péptido similar al glucagón tipo 1, conocido como GLP-1, que incrementa la sensación de saciedad y disminuye los niveles de azúcar en la sangre.

Por otro lado, Mounjaro y Zepbound imitan el GLP-1 y otra hormona intestinal denominada péptido insulinotrópico dependiente de la glucosa, o GIP.

Este enfoque dual implica que Mounjaro y Zepbound tienen un efecto más amplificado en la regulación del apetito y los niveles de azúcar en la sangre, lo cual, según algunos expertos, podría conducir a una pérdida de peso más significativa que los medicamentos que se dirigen exclusivamente al GLP-1.

En un estudio de fase avanzada llevado a cabo por Eli Lilly en más de 2,500 adultos con obesidad pero sin diabetes, aquellos que recibieron 5 miligramos de Zepbound durante 72 semanas perdieron alrededor del 16% de su peso corporal en promedio. Las dosis más altas del fármaco se asociaron con una mayor pérdida de peso; la dosis de 15 miligramos llevó a una pérdida de peso promedio del 22.5%.

Según los Institutos Nacionales de Salud, más de 2 de cada 5 adultos padecen obesidad, mientras que aproximadamente 1 de cada 11 tiene obesidad severa.

Pierde peso con la ayuda del Dr. David Carrizo y su equipo. Si quieres saber más información, entra en www.mediquo.com/clinica-perdida-de-peso

Clínica Pérdida de peso by mediQuo

MediQuo

Líderes en servicios de Telemedicina

Deja un comentario