3.5
(2)

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Clamidia trachomatis. Puede infectar tanto a hombres como a mujeres. Se puede propagar al útero o las trompas de Falopio y causar enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), una infección grave en los órganos reproductores femeninos. Los daños pueden causar imposibilidad de embarazo o un embarazo ectópico (fuera del útero).

Cualquier persona puede contraer clamidia. Es muy común entre adolescentes y jóvenes. La mayoría de las personas que tienen clamidia no lo saben. Uno de los principales problemas que plantea esta ETS es que no presenta signos muy evidentes y además aparecen semanas después de haber contraído la infección por lo que durante un plazo de tiempo, se puede  infectar a las parejas sexuales sin saberlo.

¿Cómo se contrae la clamidia?

  • Puedes contraer clamidia al tener relaciones sexuales (sexo anal, oral o vaginal) con alguien que esté infectado.
  • Si estás embarazada y tienes clamidia, puedes contagiar a tu bebé.

Síntomas de la clamidia en la mujer y el hombre

En las mujeres, la mayoría de las infecciones por clamidia no causan síntomas. Puedes contraer clamidia en el cuello uterino, el recto o la garganta. Puede que no notes ningún síntoma, pero si los tienes, pueden consistir en: flujo vaginal anormal, ardor al orinar, dolor o sangrado durante las relaciones sexuales. Si la infección se propaga, puede causar fiebre, náuseas, dolor abdominal bajo.

En los hombres, la mayoría de las infecciones por clamidia no causan síntomas. Puedes contraer clamidia en la uretra, el recto o la garganta. Puede que no notes ningún síntoma, pero si los tienes, pueden ser:

  • Secreción del pene
  • Ardor al orinar
  • Ardor o picazón en el meato urinario

Cómo puedo saber si tengo clamidia

La clamidia se diagnostica con pruebas de laboratorio. Tu médico puede pedirte una muestra de orina. En mujeres, a veces se utiliza un hisopo de algodón para obtener una muestra vaginal para cultivo y determinar si existe la bacteria causante.

Quién debe hacerse las pruebas de clamidia

Debes acudir a tu centro de salud para un examen si presentas síntomas de la clamidia, o si tu pareja tiene una enfermedad de transmisión sexual. Las mujeres embarazadas deben hacerse una prueba cuando van a su primera visita prenatal.

Tratamiento

La clamidia al tratarse de una infección bacteriana, se trata con antibióticos. En ocasiones puede tratarse con una sola dosis, o puede que tengas que tomar el fármaco durante siete días.

¿Qué pasa si no recibo tratamiento?

  • Si eres mujer

Si no recibes tratamiento, la clamidia se puede propagar al útero o las trompas de Falopio y causar enfermedad pélvica inflamatoria. Pudiendo llegar a causar daños permanentes en el sistema reproductor. Puede provocar infertilidad, embarazo ectópico y dolor pélvico crónico. Las mujeres que han padecido infecciones por clamidia en más de una ocasión, tienen más riesgo de complicaciones de salud reproductiva.

Los bebés nacidos de madres infectadas pueden contraer infecciones en los ojos y problemas pulmonares, como neumonía. También es más probable el parto prematuro.

  • Si eres hombre

La clamidia rara vez causa problemas de salud a largo plazo en los hombres. A veces puede infectar el epidídimo (conducto que lleva el esperma desde los testículos), pudiendo causar dolor, fiebre y, en raras ocasiones, infertilidad.

Prevención

Se puede prevenir fácilmente con el uso del preservativo. En caso de duda es bueno que tú y tu pareja os hagáis pruebas de enfermedades de transmisión sexual. En la mayoría de los casos, la infección se cura en una o dos semanas. En ese período, debes tener abstinencia sexual. La pareja o parejas sexuales precisarán tratamiento, aunque no presenten signos o síntomas. De lo contrario, la infección puede transmitirse entre parejas sexuales.

Padecer una infección por clamidia o haber sido tratado anteriormente, no asegura inmunidad contra una nueva infección por clamidia.

¿Tienes dudas sobre tu salud?

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!