Ciertas familias tienen un riesgo incrementado de desarrollar cáncer por un factor genético presente en sus genes.