No se lo contamos a nadie y hace tiempo que lo padecemos. Cuando me ocurrió mi primer gatillazo, pensamos que era algo transitorio, pero no. Volvió a pasar una vez más y otra, y no encontramos la solución. Si estás pasando por esto…¡Calma! No eres…