5
(1)

Debemos recordar que la fertilidad es multifactorial; además, es diferente en el hombre y en la mujer; no obstante, tanto la mujer como el hombre son infértiles si después de un año ininterrumpido de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos no pueden lograr un embarazo.

Las estadísticas refieren que el 15% de las personas tienen problemas de  fertilidad. En ese 15%, entre un 40%  y un 50% está involucrada la fertilidad masculina que puede ser parcial o total.

En la fertilidad masculina intervienen tres factores fundamentales: nutrición, calidad de vida y factores genéticos.

En el ámbito nutricional, los estudios realizados evidencian que no hay relación entre obesidad y fertilidad masculina, pero de lo que sí hay elementos probatorios es que existe una alteración en el ADN, en el material genético del espermatozoide que afecta la  descendencia.

En otras palabras, si hay una relación entre la infertilidad masculina, producción, calidad  y cantidad de espermatozoides, y el síndrome metabólico, caracterizado por: colesterol alto, hiperglicemia, presión alta, perímetro de cintura alterada y triglicéridos altos.

La presencia en el varón de al menos tres de estos factores, constituyen un indicador de presencia del síndrome metabólico y en consecuencia de infertilidad.  Por eso es importante el control periódico, exámenes de sangre y una alimentación saludable y equilibrada.

También hay estudios que demuestran que una dieta alta en grasas afecta la producción y calidad de los espermatozoides, su movilidad, alteran el ADN  y disminuye la tasa de fecundidad. ¿LLevas más de un año buscando embarazo y no lo consigues? En este artículo encontrarás la solución.

El déficit de vitaminas “C”, “B” y zinc se le suman a los factores que afectan la fertilidad masculina. El consumo de frutas, verduras y vegetales es una fuente para obtener estas vitaminas, llamadas antioxidantes, su principal función es aumentar la cantidad y mejorar la calidad de los espermatozoides.

Por lo tanto el estilo de vida también se vuelve determinante. El tabaco, cigarrillos,  drogas, licor y el sedentarismo son contraproducentes para tu fertilidad. No esperes más tiempo para ayudar también a tu pareja en ese deseo de ser padres.

*Texto Dra. Auris Andrade, especialista en ginecología.

¿Tienes dudas?

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!