Si te estás planteando dejar de fumar, seguramente pienses que esta decisión te supondrá coger unos cuantos kilos. Laura Villalta, nuestra nutricionista nos cuenta qué deberás hacer para evitar este aumento de peso. Más de 50.000 españoles mueren anualmente en nuestro país por enfermedades relacionadas con el tabaquismo, así que sin duda, dejar el tabaco es la mejor decisión que se puede tomar.

El temor a engordar puede resultar muy inquietante para la mayoría de fumadores, ya que se estima que casi un 90% de las personas que consiguen dejar el tabaco, aumentan de peso. Y las causas de este aumento de peso son:

  • El tabaco por si mismo altera el metabolismo para eliminar los tóxicos inhalados.
  • Fumar reduce el apetito y el olfato, por lo que la relación con la comida cambia.
  • La mayoría de fumadores son capaces de superar estados de estrés con el tabaco, mientras que la mayoría de no fumadores recurren a la comida.

El picoteo entre horas, la ansiedad generada por la adicción a la nicotina y la recuperación de apetito y olfato son las principales causas del aumento de peso cuando se deja el tabaco. La media de peso ganado oscila entre 2-5 kg.

¿Qué debemos hacer para evitar el aumento de peso?

  • Evitar picar entre horas, y si fuese necesario, no tener a mano alimentos que puedan ser tentadores (pipas, bollerías, dulces, chocolate).
  • Aumentar el ejercicio físico, además al dejar el tabaco aumenta la resistencia y disminuye la fatiga.
  • Comer de forma ordenada y equilibrada, incluir todos los grupos de alimentos y marcar horarios.
  • Tener alimentos bajos en calorías para el hambre entre horas (gelatina sin azúcar, yogures desnatados, fruta)
  • Aumentar el consumo de verduras y fruta, que aportan fibra y aumentan la sensación de saciedad.

Si fuese necesario, consultar con un médico o acudir a terapias especializadas en este tema para mejorar los niveles de ansiedad.

Las ventajas que aportan dejar de fumar se pueden observar desde el primer día

Dejar de fumar y mantener un peso saludable es totalmente compatible siempre que se sigan una serie de recomendaciones. La alimentación, el deporte y las ganas son clave para alcanzar todo lo que te propongas.

  • A las 2 horas la presión arterial disminuye.
  • A las 8 horas, el nivel de monóxido de carbono en sangre disminuye.
  • A las 24 horas, disminuye el riesgo de padecer un ataque cardíaco.
  • A las 48 horas, se regeneran los sentidos del olfato y el gusto.
  • A partir de la segunda semana, se mejora la circulación.
  • Durante los primeros 9 meses, disminuye paulatinamente la tos y la fatiga
  • Al año, el riesgo de cardiopatía coronaria es la mitad en comparación con alguien que aún sigue fumando.
  • A los 5 años, disminuye el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como el de boca, garganta y esófago.
  • A los 10 años, el riesgo de padecer cáncer de pulmón disminuye a la mitad en comparación con las personas que aún siguen fumando.

Si te lo has propuesto, puedes conseguirlo. Si necesitas ayuda, aquí estamos. ¡Consulta a nuestros profesionales en el chat!

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

*Contenido validado por el equipo médico de mediQuo.

 

 

 

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡No hay votos! Sé el primero en votar

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!