4.7
(3)

El coronavirus ha obligado a muchas familias a cambiar su rutina y a tener que organizar su día a día con los más pequeños en casa. Para llevar el confinamiento de la mejor manera aquí van unas pequeñas claves. 

En primer lugar es muy importante que los padres estén bien informados de lo que está sucediendo y sean capaces de explicárselo a los hijos de una forma calmada y sin alarmismo. Los niños tiene que atender qué está sucediendo y porqué su rutina ha cambiado tanto de un día para otro. Es muy importante también que los padres eduquen a los hijos en la higiene y las medidas que hay que tomar. 

En segundo lugar, marcar una nueva rutina y tener horarios es clave para evitar el estrés. Planificar el día es muy importante para estructurar la mente de los niños.  Han de tener un horario como lo tienen cuando van al colegio. En este horario es muy recomendable que hayan actividades educativas, actividades de recreo y disfrute, actividades para desarrollar la creatividad y también un rato destinado a ayudar en tareas domésticas. 

En tercer lugar, hay que intentar que este tiempo de confinamiento se convierta en una nueva forma de aprender y de pasar tiempo en familia. Se pueden realizar diferentes actividades entre padres e hijos, como por ejemplo, leer cuentos, representar obras de teatro, crear circuitos, hacer matemáticas con cosas que tengamos en casa, cocinar, etc. De esta forma no solo se comparte tiempo en familia sino que los niños a su vez aprenden. 

Otro tip para poder afrontar la cuarentena de la mejor manera posible es haciendo ejercicio. Practicar ejercicio es una forma de desahogarse, evadirse de lo que está sucediendo, para esto, no hace falta salir de casa para realizar ejercicio, se puede hacer una clase de baile conjunta toda la familia, o una clase de gimnasia, practicar yoga, etc.

Respetar el tiempo y espacio de los demás es muy importante, por eso, puede servir crear diferentes zonas en la casa (siempre que sea posible), como por ejemplo, una zona de juego, una zona donde estar tranquilos (un sofá, una butaca), entre otros. 

En definitiva, lo más importante es establecer rutinas para que así los niños no se aburran, tengan en mente qué es lo que van a hacer durante ese día y los padres no acaben desbordados.

¿Tienes dudas?

 

mediquo, tu amigo médico. Chat médico. Consultar ahora.

 

Texto: Laura Llobet, psicóloga en mediQuo.

¿Te ha sido útil esta información?

¡Haz clic en las estrellas para votar!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!